Deficiencia de magnesio: ¿Conoces sus síntomas?

La falta de magnesio es una constante actualmente. De hecho, hay estudios que cifran hasta en un 42 % su deficiencia en adultos jóvenes. (1) Es más, se estima que entre el 56 y el 68 % (2, 3) de los estadounidenses no obtienen suficiente magnesio en su dieta diaria. ¿Cómo puede ser? Nuestra ajetreada vida diaria tiene mucho que ver con la carencia de este nutriente.

Por ejemplo, ¿sabías que el alcohol reduce su presencia en el organismo? Pero no solo eso, también influyen medicamentos, como pueden ser los antibióticos. (4) ¿Y cuáles son los síntomas de una deficiencia de magnesio? ¿Cómo evitarla? Precisamente, sobre ello vamos a hablar a continuación, ¡presta atención!

Puntos clave

  • ¿Existen síntomas de una deficiencia de magnesio? Si te haces esta pregunta, estás en el sitio adecuado. Los signos son a veces imperceptibles y se pueden confundir con otras muchas afecciones médicas, aunque sí hay ciertos síntomas que pueden hacer dudar incluso a tu médico de cabecera.
  • Dolores de cabeza, pérdida de apetito o quizá tensión alta pueden ser la alerta que te haga sospechar de un déficit de magnesio. Si tu doctor te recomienda un suplemento de magnesio, ¿por qué no un suplemento liposomal? Están a la vanguardia en el ámbito de la suplementación por muchos motivos, pero específicamente por su gran eficacia.
  • ¿No conocías los suplementos liposomales? En este artículo vamos a desentrañarte los síntomas de una deficiencia de magnesio y el mejor tratamiento para evitarla: los suplementos liposomales de Sundt Nutrition. Este producto cuenta con tantas ventajas que no querrás otro cuando lo pruebes.

¿Cuáles son los síntomas de una deficiencia de magnesio?

Muchas frutas y verduras cultivadas han perdido Mg en los últimos 100 años. Esta disminución está relacionada con el agotamiento del magnesio en el suelo en las últimas décadas. (5) A ello hay que sumarle el aumento de los productos procesados en la dieta, ¿pero qué síntomas nos alertan de la carencia de magnesio? ¡Toma nota!

Los dolores de cabeza y las migrañas son habituales cuando existe un déficit serio de Mg. (Fuente: Aleksic: hko-iwhydye/ Unsplash.com)

Los primeros síntomas

La deficiencia de magnesio es un fenómeno relativamente común, pero rara vez es evaluada por los médicos de cabecera.

De hecho, la falta de magnesio es muy difícil de diagnosticar, ya que los síntomas generalmente no son específicos. Pese a ello, podrían aparecer algunos signos tempranos, como: (6, 7, 8, 10)

  • Náuseas
  • Pérdida del apetito
  • Vómitos
  • Debilidad
  • Fatiga

Síntomas de un déficit moderado

Los estudios científicos determinan que hay una serie de síntomas que revelan una pérdida (de moderada a grave) de este macronutriente, entre ellos: (4, 6, 7)

  • Contracciones musculares y calambres. Por ejemplo, calambres dolorosos de los músculos de las manos y los pies. También dolor o espasmos musculares involuntarios.
  • Cambios de personalidad. Entre ellos, ansiedad, irritabilidad o incluso comportamiendo agresivo.
  • Latidos cardíacos irregulares. La deficiencia de magnesio afecta a la salud cardiovascular, como se ha demostrado en muchos estudios.
  • Acúfenos. O lo que es lo mismo, zumbidos en los oídos.

Síntomas de una deficiencia de magnesio grave

Cuando tu nivel de magnesio es muy bajo nos referimos a una deficiencia severa o muy grave. En estos casos, optimizar el estado del nutriente a través de la dieta y la suplementación podría ser una terapia segura y útil para varias enfermedades, según nos recuerdan los expertos. En este caso, los síntomas son los siguientes: (4, 7, 8, 11, 12, 13)

  • Enfermedades oculares. Muchas enfermedades de los ojos aparecen cuando somos mayores, pero los estudios señalan que evitar el déficit de magnesio podría ayudarnos a controlar mejor problemas como las cataratas o el glaucoma.
  • Arritmias y taquicardia. Los efectos en signos del sistema cardiovascular podrían incluir palpitaciones y latidos cardíacos irregulares (arritmias). También angina de pecho, presión arterial alta y problemas con las válvulas del corazón.
  • Bajo nivel de potasio. La relación entre Mg y potasio (K) todavía necesita más investigación, pero cabe la posibilidad que el déficit de Mg pueda llegar a producir una carencia de potasio. En esta caso, para corregir ese déficit mineral, será necesario solventar primero la falta de magnesio.
  • Depresión. La deficiencia de magnesio está relacionada con una variedad de síntomas psicológicos, especialmente la depresión. El magnesio es necesario para convertir el triptófano en serotonina, un neurotransmisor importante de la salud mental y el estado de ánimo.
  • Hipertensión. Los niveles bajos de Mg contribuyen a la calcificación de las venas. Lo cierto es que existen evidencias de que resolver la carencia de magnesio podría mejorar el control de la tensión arterial.
  • Migrañas. Los dolores de cabeza y las migrañas son habituales cuando existe un déficit serio de Mg.
  • Osteoporosis. El magnesio es necesario para el metabolismo de la vitamina D. Esta vitamina favorece la absorción y el metabolismo del calcio. Por lo tanto, una falta de magnesio podría hacer que nuestros huesos se vuelvan más frágiles, aumentando nuestro riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Problemas de comportamiento. Los niveles anormales de algunos electrólitos en la sangre, como el magnesio, podrían afectar a nuestras neuronas y dar lugar a todo tipo de problemas de comportamiento.
La deficiencia de magnesio está relacionada con una variedad de síntomas psicológicos, especialmente la depresión. (Fuente: Cferdo: 6x2ikgi6spu/ Unsplash.com)

¿Por qué se produce un déficit de magnesio?

Las causas no siempre tienen que ver con la ingesta del magnesio, sino que muchas veces los síntomas están vinculados a una pérdida del nutriente a través del estómago, el riñón y la piel. Veamos qué ocurre en cada uno de estos tres casos:

  • Problemas intestinales. El déficit de Mg se ve a menudo en las personas con alcoholismo, una adicción que provoca problemas para nutrirse correctamente y absorber los alimentos. También aparece en la desnutrición severa. Además, puede producirse malabsorción del nutriente por diarreas, enfermedad celiaca o cirugía de la obesidad.
  • Pérdida a través de la piel. La también denominada “hipomagnesemia” puede aparecer tras ejercicios muy intensos en los que se sude mucho. Además, también es habitual en los individuos que sufren quemaduras importantes.
  • Afectación del riñón. Las pérdidas de Mg pueden aparecer como consecuencia de la diabetes (que lesiona el riñón) o de enfermedades hereditarias.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de magnesio?

La ingesta diaria recomendada de magnesio para los adultos es de alrededor de 300 a 400 mg diarios. Si queremos ser exactos, en realidad depende mucho de la edad y del sexo. Lo vemos mejor en la siguiente tabla (14, 15).

Magnesio CDR (Cantidad Diaria Recomendada)
Etapa vidaEdadMujeres (mg/día)Hombres (mg/día)
Infantes0-6 meses40 (IDR*)40 (IDR)
Infantes7-12 meses75 (IDR)75 (IDR)
Niños1-3 años8585
Niños4-5 años120120
Niños6-9 años170170
Niños10-13 años250850
Adolescentes14-18 años300350
Adultos19-30 años300350
Adultos31 años o más300350
Embarazo18 años o menos300
Embarazo19-30 años300
Embarazo31 años o más300
Lactancia18 años o menos300
Lactancia19-30 años300
Lactancia31 años o más300

*(IDR) Ingesta Diaria Recomendada

¿Quién puede sufrir una falta de magnesio?

Casi todos podemos sufrir un défict de magnesio y no saberlo, pero recordemos que los individuos con más riesgo de sufrir una falta de magnesio son: (8, 10)

  • Personas con diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 puede aumentar las pérdidas de magnesio por la orina.
  • Adultos mayores. Por lo general, la dieta de las personas mayores contiene menos Mg que la de los adultos más jóvenes. Además, la absorción de magnesio en el intestino disminuye con la edad y su pérdida por la orina aumenta con los años. Los adultos mayores también son más propensos a tener enfermedades crónicas o tomar medicamentos que alteran el estado del magnesio, lo que puede aumentar su riesgo de un déficit.
  • Individuos con problemas intestinales o malabsorción. Estos problemas también conducen a la deficiencia de vitamina D. La diarrea crónica y la malabsorción causada por la enfermedad de Crohn, la celiaquía o cualquier otro problema intestinal pueden suponer una falta de magnesio con el tiempo. Lo mismo ocurre si el individuo se ha sometido a cirugías que destruyan parte del intestino.
  • Individuos con dependencia del alcohol. La deficiencia de magnesio es común en personas alcohólicas. Generalmente, su estado nutricional es malo. Suelen sufrir problemas gastrointestinales, incluidos vómitos, diarrea y problemas para ir al baño. También padecen problemas del riñón y pérdida excesiva de magnesio en la orina. Si además aparecen problemas en el hígado, este déficit de magnesio puede ser mayor.

¿Cómo evitar un déficit de magnesio?

Son muchas las causas por las que podrías sufrir un déficit de magnesio. Desde dietas no saludables hasta una absorción inadecuada, como por ejemplo por el estrés diario. Lo mejor es que siempre puedes evitar un déficit mediante la alimentación o los suplementos. ¿Conoces los suplementos liposomales? Veamos primero cómo evitar una carencia de magnesio. ¡Fíjate! (14)

Muchos alimentos contienen magnesio, aunque su consumo ha disminuido significativamente en las últimas décadas debido a los cambios en los hábitos alimenticios. (Fuente: Milling: qc2eprqhv5c/ Unsplash.com)

A través de la alimentación

Muchos alimentos contienen magnesio, aunque su consumo ha disminuido significativamente en las últimas décadas debido a los cambios en los hábitos alimenticios.

Además, recuerda que se estima que el contenido de minerales de las verduras ha disminuido hasta en un 80-90 % en los últimos 100 años.

Por si fuera poco, la eliminación de magnesio durante el procesamiento de alimentos también contribuye a reducir su absorción. En cualquier caso, algunos alimentos con un buen contenido de magnesio, de mayor a menor, son: (5, 14, 15, 16)

AlimentoMiligramos (Mg) por 100 gramos de porción comestible
Pepitas de girasol387
Almendras sin cáscara258
Avellanas sin cáscara258
Garbanzos, frijoles blancos y bayos160
Calamares y similares139
Chocolate amargo con azúcar107
Pan integral91

Mediante suplementos liposomales

¿El médico te ha dicho que te vendría bien un suplemento de magnesio? ¿No te ha dado indicaciones y no sabes cuál tomar? Entonces, quizá es el momento de analizar el mercado de la suplementación porque las últimas tecnologías te ofrecen los novedosos suplementos liposomales. ¿No sabes cuáles son? No te preocupes, ahora te explicamos, ¡te encantarán!

Existen muchos tipos de suplementos de magnesio en el mercado, pero lamentablemente los tradicionales, como los comprimidos o las tabletas, suelen generar malestar estomacal e incluso diarrea. (14) Son efectos secundarios desagradables que no existen con los suplementos liposomales porque se administran en gotas.

Pero hay más, ¡mucho más! Los suplementos liposomales son una verdadera “revolución” en el ámbito de la suplementación. ¿Por qué? Te damos los motivos a continuación, ¡no querrás otros! (17, 18, 19)

  • ¿Por qué son más eficaces los suplementos liposomales que los clásicos? Porque “viajan” a través de nuestra sangre encapsulados en liposomas, pero todavía hay mucho que decir sobre estos pequeños “amigos”. Sigue leyendo.
  • ¿Qué sucede cuando encapsulamos en magnesio un liposoma? Estamos hablando, nada más y nada menos, que de nanomedicina. Los liposomas son nanopartículas que sirven de envoltura para el magnesio. De esta manera, el macromineral “viaja” por nuestra sangre sin generar las temidas molestias estomacales típicas de los suplementos clásicos.
  • ¿Por qué nuestro organismo recibe más magnesio y más rápido con los suplementos liposomales? Por su mayor biodisponibilidad, es decir, los liposomas son los que consiguen que aumenta la cantidad de nutrientes que son absorbidos por nuestro organismo en comparación con los suplementos tradicionales.
  • ¿Qué otras ventajas aportan los suplementos liposomales? Entre sus ventajas, la relación precio-rendimiento es insuperable porque con menos cantidad obtendrás mucho más de lo que esperabas.

Nuestra conclusión

¿Necesitas magnesio? ¿Eres una persona con alto rendimiento físico o tu dieta no es tan saludable como querrías debido a tu agitado ritmo de vida? Como has podido comprobar, los síntomas de una deficiencia de este nutriente no siempre son específicos, pero sí es muy fácil sufrir una carencia de magnesio.

¿Ya conocías los suplementos liposomales? Si necesitas magnesio, esta es la mejor formulación a la que puedes recurrir. Dile adiós a las odiosas tabletas y comprimidos difíciles de tragar, las gotas apenas las notarás en tu día a día y contarás con los beneficios de este importante nutriente para tu organismo. Además, están libres de azúcar, gluten e ingeniería genética. ¡Te encantarán!

Si te ha gustado el artículo, no dejes de compartirlo en tus redes sociales para que otros conozcan los suplementos liposomales. Si lo prefieres, déjanos un comentario y te contestaremos rápidamente. ¡Gracias!

References (19)

1. C. Sales Hermes, D. Azevedo Nascimento, AC Queiroz Medeiros, K. Costa Lima, LF. Campos Pedrosa and C. Colli, “There is a chronic latent magnesium deficiency in apparently healthy university students”, Nutricion Hospitalaria, vol. 30, no. 1, pp. 200–204, 2014.
Source

2. A. Moshfegh, J. Goldman, and L. Cleveland, What we eat in America, NHANES 2001–2002: Usual Nutrient Intakes from Foods Compared to Dietary Reference Intakes, USDA Department of Agricultural Research, 2005.
Source

3. DE King, AG Mainous III, ME Geesey and RF Woolson, “Dietary Levels of Magnesium and C-Reactive Protein,” The Journal of the American College of Nutrition, vol. 24, no. 3, pp. 166-171, 2005.
Source

4. The importance of magnesium in clinical healthcareGerry K. Schwalfenberg and Stephen J. Genuis. Department of Family Medicine, University of Alberta, No. 301, 9509-156 Street, Edmonton, AB, Canada. College of Medicine, University of Alberta, 2935-66 Street, Edmonton, AB, Canada. University of Calgary, Calgary, AB, Canada.
Source

5. Challenges in the diagnosis of magnesium statusJayme L. Workinger, Robert. P. Doyle, Jonathan Bortz Nutrients 2018 Sep; 10 (9): 1202. Published online September 1, 2018. Doi: 10.3390 / nu10091202 PMCID: PMC6163803.
Source

6. Smogorzewski MJ, Stubbs JR, Yu ASL. Trastornos del equilibrio de calcio, magnesio y fosfato. En: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner y Rector’s The Kidney . 10ª ed. Filadelfia, PA: Elsevier; 2016: capítulo 19.
Source

7. Magnesium deficiency. NIH U.S. National Library of Medicine.
Source

8. Subclinical Magnesium Deficiency: A Major Driver of Cardiovascular Disease and a Public Health Crisis. James J DiNicolantonio, James H O’Keefeand, William Wilson.
Source

9. Magnesium. Linus Pauling Institute » Micronutrient Information Center (MIC). Oregon State University.
Source

10. Magnesium. NIH U.S. National Library of Medicine. Disponible online
Source

11. Siwek M, Wróbel A, Dudek D et al. . [The role of copper and magnesium in the pathogenesis and treatment of affective disorders]. Psychiatr Pol 2005; 39: 911-20. [PubMed] [Google Scholar].
Source

12. Short-Term Oral Magnesium Supplementation Suppresses Bone Turnover in Postmenopausal Osteoporotic Women Hasan Aydın, Oğuzhan Deyneli, Dilek Yavuz, Hülya Gözü, Nilgün Mutlu, Işık Kaygusuz & Sema Akalın Biological Trace Element Research.
Source

13. Delirium. Juebin Huang , MD, PhD, Memory Impairment and Neurodegenerative Dementia (MIND) Center, University of Mississippi Medical Center.
Source

14. Magnesium: Are We Getting Enough? Mohammed S. Razzaque Nutrients 2018 Dec; 10 (12): 1863. Published online December 2, 2018. Doi: 10.3390 / u10121863 PMCID: PMC6316205.
Source

15. informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre Ingestas Nutricionales de Referencia para la población española.
Source

16. Institute of Medicine (IOM). Food and Nutrition Board. Dietary Reference Intakes: Calcium, Phosphorus, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride external link disclaimer. Washington, DC: National Academy Press, 1997.
Source

17. Liposomal-encapsulated Ascorbic Acid: Influence on Vitamin C Bioavailability and Capacity to Protect Against Ischemia–Reperfusion Injury. Janelle L. Davis, Hunter L. Paris, Joseph W. Beals, Scott E. Binns, Gregory R. Giordano, Rebecca L. Scalzo, Melani M. Schweder, Emek Blair and Christopher Bell. Journal ListNutr Metab Insightsv.9; 2016PMC4915787
Source

18. Liposomes for Enhanced Bioavailability of Water-Insoluble Drugs: In Vivo Evidence and Recent Approaches. Mi-Kyung Lee. Pharmaceutics. 2020 Mar; 12(3): 264. Published online 2020 Mar 13. doi: 10.3390/pharmaceutics12030264 PMCID: PMC7151102 ArticlePubReaderPDF–2.9MCitation.
Source

19. Allen TM, Cullis PR Liposomal Drug Delivery Systems: From Concept to Clinical Applications. Adv. Drug Deliv. Rev. 2013; 65: 36–48. doi: 10.1016 / .addr.2012.09.037. [PubMed] [CrossRef] [Google Scholar].
Source

Artículo científico
C. Sales Hermes, D. Azevedo Nascimento, AC Queiroz Medeiros, K. Costa Lima, LF. Campos Pedrosa and C. Colli, “There is a chronic latent magnesium deficiency in apparently healthy university students”, Nutricion Hospitalaria, vol. 30, no. 1, pp. 200–204, 2014.
Go to source
Artículo científico
A. Moshfegh, J. Goldman, and L. Cleveland, What we eat in America, NHANES 2001–2002: Usual Nutrient Intakes from Foods Compared to Dietary Reference Intakes, USDA Department of Agricultural Research, 2005.
Go to source
Artículo científico
DE King, AG Mainous III, ME Geesey and RF Woolson, “Dietary Levels of Magnesium and C-Reactive Protein,” The Journal of the American College of Nutrition, vol. 24, no. 3, pp. 166-171, 2005.
Go to source
Artículo científico
The importance of magnesium in clinical healthcareGerry K. Schwalfenberg and Stephen J. Genuis. Department of Family Medicine, University of Alberta, No. 301, 9509-156 Street, Edmonton, AB, Canada. College of Medicine, University of Alberta, 2935-66 Street, Edmonton, AB, Canada. University of Calgary, Calgary, AB, Canada.
Go to source
Artículo científico
Challenges in the diagnosis of magnesium statusJayme L. Workinger, Robert. P. Doyle, Jonathan Bortz Nutrients 2018 Sep; 10 (9): 1202. Published online September 1, 2018. Doi: 10.3390 / nu10091202 PMCID: PMC6163803.
Go to source
Artículo científico
Smogorzewski MJ, Stubbs JR, Yu ASL. Trastornos del equilibrio de calcio, magnesio y fosfato. En: Skorecki K, Chertow GM, Marsden PA, Taal MW, Yu ASL, eds. Brenner y Rector’s The Kidney . 10ª ed. Filadelfia, PA: Elsevier; 2016: capítulo 19.
Go to source
Web oficial
Magnesium deficiency. NIH U.S. National Library of Medicine.
Go to source
Artículo científico
Subclinical Magnesium Deficiency: A Major Driver of Cardiovascular Disease and a Public Health Crisis. James J DiNicolantonio, James H O’Keefeand, William Wilson.
Go to source
Web oficial
Magnesium. Linus Pauling Institute » Micronutrient Information Center (MIC). Oregon State University.
Go to source
Web oficial
Magnesium. NIH U.S. National Library of Medicine. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Siwek M, Wróbel A, Dudek D et al. . [The role of copper and magnesium in the pathogenesis and treatment of affective disorders]. Psychiatr Pol 2005; 39: 911-20. [PubMed] [Google Scholar].
Go to source
Artículo científico
Short-Term Oral Magnesium Supplementation Suppresses Bone Turnover in Postmenopausal Osteoporotic Women Hasan Aydın, Oğuzhan Deyneli, Dilek Yavuz, Hülya Gözü, Nilgün Mutlu, Işık Kaygusuz & Sema Akalın Biological Trace Element Research.
Go to source
Web oficial
Delirium. Juebin Huang , MD, PhD, Memory Impairment and Neurodegenerative Dementia (MIND) Center, University of Mississippi Medical Center.
Go to source
Artículo científico
Magnesium: Are We Getting Enough? Mohammed S. Razzaque Nutrients 2018 Dec; 10 (12): 1863. Published online December 2, 2018. Doi: 10.3390 / u10121863 PMCID: PMC6316205.
Go to source
Documento oficial
informe del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre Ingestas Nutricionales de Referencia para la población española.
Go to source
Web oficial
Institute of Medicine (IOM). Food and Nutrition Board. Dietary Reference Intakes: Calcium, Phosphorus, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride external link disclaimer. Washington, DC: National Academy Press, 1997.
Go to source
Artículo científico
Liposomal-encapsulated Ascorbic Acid: Influence on Vitamin C Bioavailability and Capacity to Protect Against Ischemia–Reperfusion Injury. Janelle L. Davis, Hunter L. Paris, Joseph W. Beals, Scott E. Binns, Gregory R. Giordano, Rebecca L. Scalzo, Melani M. Schweder, Emek Blair and Christopher Bell. Journal ListNutr Metab Insightsv.9; 2016PMC4915787
Go to source
Artículo científico
Liposomes for Enhanced Bioavailability of Water-Insoluble Drugs: In Vivo Evidence and Recent Approaches. Mi-Kyung Lee. Pharmaceutics. 2020 Mar; 12(3): 264. Published online 2020 Mar 13. doi: 10.3390/pharmaceutics12030264 PMCID: PMC7151102 ArticlePubReaderPDF–2.9MCitation.
Go to source
Artículo científico
Allen TM, Cullis PR Liposomal Drug Delivery Systems: From Concept to Clinical Applications. Adv. Drug Deliv. Rev. 2013; 65: 36–48. doi: 10.1016 / .addr.2012.09.037. [PubMed] [CrossRef] [Google Scholar].
Go to source
This entry was posted in Blog and tagged .