Deficiencia de hierro: Síntomas, causas, tratamiento y prevención

¿Te ha dicho el médico que es necesario repetir tus análisis de sangre porque parece que tienes pocos glóbulos rojos? Si es así, podrías tener una falta de hierro o, lo que es peor, una anemia (1). Los glóbulos rojos son los encargados de transportar oxígeno a todo tu organismo. ¿Y si no hay oxígeno suficiente? ¡Te sentirás débil y cansado!

Debilidad, palidez o uñas quebradizas son algunos de los síntomas que pueden hacer pensar en una incipiente anemia. Sobre todo, si eres mujer. ¿Por qué? Por la pérdida de sangre durante la “regla”, por ejemplo, pero tampoco los hombres se libran de la falta de hierro. En este artículo vamos a profundizar en síntomas, causas, tratamiento y prevención. ¿Preparados? ¡Acompáñanos!

Puntos clave

  • ¿Sabías que los síntomas de una falta de hierro pueden pasar desapercibidos? Generalmente, se descubre en un análisis rutinario de sangre
  • Los signos más graves pueden incluir debilidad, dolores de cabeza, poca resistencia a las bajas temperaturas, baja capacidad de trabajo físico y mala función inmunológica
  • Por tanto, puedes cambiar tu dieta u optar por los suplementos liposomales de hierro de Sundt Nutrition. ¡Los adorarás cuando los pruebes!

Todo sobre la falta de hierro

¿Sabes cuáles son los síntomas que produce una falta de hierro? ¿Y cuáles son las consecuencias? Elaboramos esta sección para que lo sepas todo sobre la deficiencia de hierro, incluida la dosis diaria recomendada. ¿Quieres saber más? Pues sigue con nosotros, ¡no te arrepentirás!

¿Cuáles son los primeros síntomas de la deficiencia de hierro?

El hierro es fundamental para el crecimiento de todas nuestras células. Pese a ello, se estima que aproximadamente tres millones y medio de personas presentan una deficiencia de hierro en todo el mundo (2). ¿No es increíble? Y es que muchas veces la falta de hierro es leve, pero los síntomas empeoran conforme la carencia aumenta. Estos pueden incluir (1, 2, 3, 7):

  • Uñas quebradizas. Denominadas en muchas ocasiones “uñas de cuchara.
  • Grietas en las comisuras de la boca. A los dos lados de la boca.
  • Palidez. La piel está anormalmente pálida.
  • Hinchazón en la lengua. Inflamación e incluso dolor.
  • Fatiga. Es decir, cansancio extremo y debilidad para hacer actividades normales.
  • Frialdad en las extremidades. Manos y pies fríos.
  • Falta de concentración.
  • Dolor de cabeza. Que puede incluir mareos o vértigo.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor en el pecho. Que puede evolucionar hacia algo más serio.

Generalmente, en un inicio los síntomas pueden pasar desapercibidos. En los países más desarrollados, la deficiencia se suele descubrir en un análisis rutinario de sangre.

Uno de los síntomas de la falta de hierro son uñas quebradizas. (Fuente: Gugleta: XcW2nkj9nPg-/ Unsplash.com)

¿Qué ocurre si la falta de hierro no se trata?

Si no somos capaces de resolver la carencia de hierro, esta puede agravarse, apareciendo otros síntomas:

  • Taquicardias. Es decir, latidos cardíacos rápidos o falta de aliento. Este es un signo de anemia por deficiencia de hierro más grave.
  • Síndrome de piernas inquietas. Que es la necesidad de mover las piernas mientras estás en la cama.
  • “Pica”. Este síntoma, poco habitual, se refiere a la apetencia o antojo inusual de alimentos no comestibles, como hielo, suciedad, pintura o cal de las paredes.
  • Falta de apetito. Especialmente en bebés y niños con anemia ferropénica (por falta de hierro).

Los síntomas más serios incluyen fatiga por esfuerzo, debilidad, dolores de cabeza, apatía, palidez, poca resistencia a las bajas temperaturas, baja capacidad de trabajo físico y mala función inmunológica.

¿Qué provoca una falta de hierro?

Cuando no tienes suficiente hierro en tu cuerpo se produce una anemia por deficiencia de hierro. La anemia leve o moderada no suele dar síntomas, pero conforme se hace más grave podrías presentar fatiga, dificultad para respirar o dolor en el pecho. La anemia puede deberse a una serie de causas que resumimos en la siguiente tabla (2, 4):

Causas anemia Ejemplos
Mayor pérdida de hierro 1. Hemorragia grave y repentina (aguda)
2. Hemorragia crónica u oculta (menstruación, problemas inflamatorios, condiciones graves como el cáncer y enfermedades de la sangre)
3. Donación de sangre (igual o más de 2 veces en mujeres y 3 en hombres)
Disminución de hierro en la dieta 1. Dieta vegetariana
2. Desnutrición
3. Demencia, enfermedad psiquiátrica
Disminución de la absorción de hierro 1. Terapia con antiácidos o problemas con la acidez estomacal
2. Celiaquía
3. Enfermedad inflamatoria intestinal
Mayor necesidad de hierro Lactancia durante el embarazo

¿Cuáles son las consecuencias de la falta de hierro?

Las consecuencias de una falta de hierro en tu organismo pueden tener un gran impacto en tu vida diaria, como puedes comprobar en el listado siguiente (5, 6, 8):

  • Entorno laboral. Reducción del rendimiento.
  • Infecciones. Mayor probabilidad de sufrir infecciones, especialmente respiratorias.
  • Embarazo y parto. Mayor riesgo de muerte asociado con el embarazo y el parto, bajo peso al nacer, prematuridad y posible disminución de la capacidad de aprendizaje del bebé.

De hecho, en un estudio en la India con mujeres adolescentes, tanto anémicas como anémicas, se descubrió que el rendimiento escolar disminuyó en las niñas con deficiencia de hierro en comparación con las niñas sin deficiencia de hierro.

Las mujeres embarazadas que consumen suplementos de hierro deben estar supervisadas por un profesional. (Fuente: Hecker: wqcQ6ODwPxU/ Unsplash.com)

¿Quién puede tener una falta de hierro?

Los factores de riesgo son amplios, pero hay determinadas condiciones que acrecientan la posibilidad de sufrir un déficit de hierro, como los siguientes (2, 7):

Edad

Aquí se incluyen a los bebés entre 6 y 12 meses, especialmente si se alimentan solo con leche materna o con fórmula que no está fortificada con hierro. También a los niños entre 1 y 2 años, especialmente si beben mucha leche de vaca baja en hierro. Por último, los adolescentes por el crecimiento acelerado.

Ambientes insalubres

Por ejemplo, los niños que tienen plomo en la sangre procedente del medio ambiente o del agua. El plomo interfiere con la capacidad del cuerpo para producir hemoglobina.

Historial familiar y genético

En este grupo, incluimos a las personas hemofílicas (un problema para coagular la sangre) y a las mujeres portadoras sintomáticas que tienen un periodo muy abundante.

Hábitos de vida

Por ejemplo, las personas que siguen dietas vegetarianas y veganas, los donantes frecuentes de sangre y los individuos que se dedican a actividades de resistencia.

Sexo

Por ejemplo, las niñas y mujeres entre 14 y 50 años necesitan más hierro y tienen un mayor riesgo de anemia durante la menstruación, durante el embarazo, después del parto y durante la lactancia.

Los veganos y los jóvenes deportistas pueden sufrir las desagradables consecuencias de la anemia si no logran equilibrar el metabolismo de este mineral mediante una dieta adecuada. Un suplemento de hierro puede ser una gran ayuda para estas personas. (Fuente: Drobot: 38794415/ 123rf.com)

¿Cuál es la dosis diaria recomendada de hierro?

¿Crees que tomas suficiente hierro diario? Vamos a comprobarlo en esta tabla, donde se diferencia según sexo, edad y condición (como el embarazo), tomando como referencia las recomendaciones del comité científico de la AESAN o Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición (2, 9).

Edad Condición Hombres
Miligramos hierro/día
Mujeres
Miligramos hierro/día
0-6 meses   4,3 4,3
7 meses-5 años   8 8
6-9 años   10 10
10-13 años   11 15
14-19 años   11 15
20-29 años   9,1 18
30-39 años   9,1 18
40-49 años   9,1 18
50-59 años   9,1 15
60-69 años   9,1 9
Más de 70 años   9,1 9
  Embarazo   27
  Lactancia   15

Tratamiento y prevención de la falta de hierro

¿Ya tienes claro que te falta hierro? ¿Y qué vas a hacer? Puedes reforzar tu dieta o puedes tomar suplementos liposomales. ¿No sabes qué es eso de “liposomales”? Pues es una nueva fórmula que te va a encantar, de eso estamos seguros. Vamos a ver cómo incrementar el hierro. ¡Atento!

Cambios en los hábitos alimenticios

Puedes modificar tu dieta, si es que te lo permite tu ajetreado día. Ya sabes que carnes, pescados y mariscos son los alimentos con más hierro, pero si eres vegano o vegetariano debes introducir alimentos con vitamina C. ¿Por qué? Porque potencia la absorción del hierro (13, 14, 15).

Y si eres vegetariano o vegano, recuerda que la absorción del hierro varía según la biodisponibilidad del alimento. En este sentido, te mostramos una serie de patrones alimentarios según disponibilidad y absorción del hierro:

  • Alta: Absorberás entre el 15 y el 20 % del hierro contenido en los alimentos cuando la dieta es variada y en ella se incluyen alimentos de origen animal y vitamina C.
  • Media: Absorberás una media del 10 % del hierro cuando la dieta, además de lo anterior, incluya cereales y/o raíces, así como tubérculos (como las papas).
  • Baja: Absorberás solamente el 5 % en dietas a base de cereales o raíces y tubérculos pero pobres en alimentos de origen animal y en vitamina C.
Los veganos y vegetarianos tendrán que incorporar abundantes cantidades de alimentos ricos en hierro y combinarlos con sustancias que aumenten su absorción, como la vitamina C. (Fuente: Dubler: T_dY6AzzVXU/ Unsplash.com)

Suplementos liposomales

La mayoría de los suplementos tradicionales de hierro producen molestias estomacales, pero no ocurre lo mismo con los suplementos liposomales de hierro de Sundt Nutrition. ¿Por qué? Pues porque emplean liposomas para llegar a tu organismo. ¿Y eso qué es?, nos preguntarás. ¡Ahora te lo explicamos! (10, 11, 12)

¿Qué son los liposomas?

Son una especie de “burbujas” o “pompas” muy parecidas a nuestras células y que se estudian dentro de la nanotecnología. ¡Sí!, tecnología de vanguardia que se aplica con éxito para transportar fármacos y suplementos dietéticos.

¿Qué consigue la formulación liposomal?

Su gran éxito es que logra una absorción intestinal de los nutrientes más efectiva al encapsularlos en liposomas. Así, el hierro “viaja” encapsulado en estas “burbujas”.

¿Pero por qué son más eficaces los liposomas?

Pues porque con ellos aumenta la biodisponibilidad de los nutrientes como el hierro.

¿Qué es eso de la biodisponibilidad?

Significa que el porcentaje de nutrientes que llega a tu organismo es mayor y además logra su objetivo más rápido. Así, supera con mucho a los suplementos tradicionales de hierro, que suelen generar molestias estomacales.

¿Sabías que el hierro se pierde a través del estómago, la orina, el sudor o la piel? (Fuente: Catalog: 23KdVfc395A/ Unsplash.com)

¿No tendré problemas de estómago con los suplementos de hierro liposomales?

No, ¡por fin podemos decir que no! El hierro, al estar encapsulado en liposomas protege el intestino y además llega a su objetivo raudo y veloz, ¡son los adelantos tecnológicos aplicados a la salud!

¿Cuál es la diferencia entre los suplementos clásicos de hierro y los de Sundt Nutrition?

Que tendrás más por menos. En realidad, los de Sundt Nutrition son más baratos por su magnífica relación precio-rendimiento, además de más eficaces y adecuados hasta para los casos más especiales.

¿Son adecuados los suplementos de hierro de Sundt Nutrition para veganos?

¡Desde luego! Tanto si eres vegano como si eres vegetariano. Además, no contienen ingeniería genética, aromatizantes o ingredientes de origen animal. ¡E incluyen vitamina C!

¿La vitamina C es importante en los suplementos liposomales?

¡Claro! La vitamina C es un potenciador para la absorción del hierro no hemo (el que no está en carnes, pescados y mariscos), por lo que tu organismo mejorará sus defensas rápidamente. Cuando los pruebes, ¡no querrás otros!

Nuestra conclusión

Ya te habrás dado cuenta de que una falta de hierro no es ninguna tontería. Por tanto, o cambias de hábitos alimenticios cuanto antes o recurres a algo más sencillo: los suplementos de hierro de Sundt Nutrition. ¡Te aseguramos que cuando los pruebes no habrá otros para ti!

¿Y por qué decimos esto? Porque no tendrás que hacer difíciles combinaciones alimentarias para asegurarte este nutriente en este organismo. ¡Y porque los suplementos liposomales de Sundt Nutrition te aseguran mayor biodisponibilidad y son aptos para veganos!

Si te ha gustado el artículo, comparte en tus redes sociales o déjanos un comentario. ¡Muchas gracias!

References (15)

1. Iron deficiency anemia. National Heart, Lung and Blood Institute (NIH).
Source

2. Individualized treatment of iron deficiency anemia in adults. Michael Alleyne, MD, McDonald K. Horne, MD, and Jeffery L. Miller, MD. Disponible online
Source

3. Iron deficiency anemia. Mayo Clinic. Disponible online
Source

4. The central role of iron in human nutrition: from folk to contemporary medicine by Matteo Briguglio, Silvana Hrelia, Marco Malaguti, Giovanni Lombardi, Patrizia Riso, Marisa Porrini, Paolo Perazzo and Giuseppe Banfi. https://doi.org/10.3390/nu12061761. Disponible online
Source

5. Iron deficiency: causes, consequences and strategies to overcome this nutritional problem. José R Boccio, Venkatesh Iyengar. DOI: 10.1385 / BTER: 94: 1: 1. Disponible online
Source

6. Effects of iron deficiency on cognitive function in school-going adolescent women in rural central India. Sarika Más,V. B. Shivkumar, Nitin Gangane y Sumeet Shende.
Source

7. Iron deficiency anemia. LibreTexts; Medicine. Disponible online
Source

8. Consecuencias de la deficiencia de hierro. Manuel Olivares G, Tomás Walter K. Laboratorio de Micronutrientes, Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), Universidad de Chile. Rev. chil. nutr. v.30 n. 3 Santiago dic. 2003
Source

9. Informe del comité científico de la Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre Ingestas Nutricionales de Referencia para la población española. Disponible online
Source

10. Liposomal-encapsulated Ascorbic Acid: Influence on Vitamin C Bioavailability and Capacity to Protect Against Ischemia–Reperfusion Injury. Janelle L. Davis, Hunter L. Paris, Joseph W. Beals, Scott E. Binns, Gregory R. Giordano, Rebecca L. Scalzo, Melani M. Schweder, Emek Blair and Christopher Bell. Journal ListNutr Metab Insightsv.9; 2016PMC4915787. Disponible online
Source

11. Liposomal antioxidants to protect against oxidant-induced damage. Zacharias E. Suntres. Division of Medical Sciences, Northern Ontario College of Medicine, Lakehead University, 955 Oliver Road, Thunder Bay, ON, Canada. Disponible online
Source

12. Assessment of iron transport from ferrous glycinate liposomes using the Caco-2 cell model. Ding Baomiao, Yi Xiangzhou, Li Li and Yang Hualin. Afr Health Sci . 2017 Sep; 17 (3): 933–941. doi: 10.4314 / ahs.v17i3.37. Disponible online
Source

13. Dietary determinants and possible solutions to iron deficiency for young women living in industrialized countries: a review. Kathryn L. Beck, Cathryn A. Conlon, Rozanne Kruger y Jane Coad. Doi:
Source

14. Modeling tool to estimate dietary iron bioavailability in adults with sufficient iron. Susan J Fairweather-Tait , Amy Jennings, Linda J Harvey, Rachel Berry, Janette Walton, y Jack R Dainty. doi: 10.3945 / ajcn.116.147389. Disponible online
Source

15. El hierro en la alimentación Purificación Gómez-Álvarez Salinas. Licenciada en Farmacia. Vol. 18. Núm. 2. Páginas 54-57 (Febrero 2004). Disponible online
Source

Web oficial
Iron deficiency anemia. National Heart, Lung and Blood Institute (NIH).
Go to source
Artículo científico
Individualized treatment of iron deficiency anemia in adults. Michael Alleyne, MD, McDonald K. Horne, MD, and Jeffery L. Miller, MD. Disponible online
Go to source
Web oficial
Iron deficiency anemia. Mayo Clinic. Disponible online
Go to source
Artículo científico
The central role of iron in human nutrition: from folk to contemporary medicine by Matteo Briguglio, Silvana Hrelia, Marco Malaguti, Giovanni Lombardi, Patrizia Riso, Marisa Porrini, Paolo Perazzo and Giuseppe Banfi. https://doi.org/10.3390/nu12061761. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Iron deficiency: causes, consequences and strategies to overcome this nutritional problem. José R Boccio, Venkatesh Iyengar. DOI: 10.1385 / BTER: 94: 1: 1. Disponible online
Go to source
Estudio en humanos
Effects of iron deficiency on cognitive function in school-going adolescent women in rural central India. Sarika Más,V. B. Shivkumar, Nitin Gangane y Sumeet Shende.
Go to source
Libro online
Iron deficiency anemia. LibreTexts; Medicine. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Consecuencias de la deficiencia de hierro. Manuel Olivares G, Tomás Walter K. Laboratorio de Micronutrientes, Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), Universidad de Chile. Rev. chil. nutr. v.30 n. 3 Santiago dic. 2003
Go to source
Documento oficial
Informe del comité científico de la Agencia Española de la Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) sobre Ingestas Nutricionales de Referencia para la población española. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Liposomal-encapsulated Ascorbic Acid: Influence on Vitamin C Bioavailability and Capacity to Protect Against Ischemia–Reperfusion Injury. Janelle L. Davis, Hunter L. Paris, Joseph W. Beals, Scott E. Binns, Gregory R. Giordano, Rebecca L. Scalzo, Melani M. Schweder, Emek Blair and Christopher Bell. Journal ListNutr Metab Insightsv.9; 2016PMC4915787. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Liposomal antioxidants to protect against oxidant-induced damage. Zacharias E. Suntres. Division of Medical Sciences, Northern Ontario College of Medicine, Lakehead University, 955 Oliver Road, Thunder Bay, ON, Canada. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Assessment of iron transport from ferrous glycinate liposomes using the Caco-2 cell model. Ding Baomiao, Yi Xiangzhou, Li Li and Yang Hualin. Afr Health Sci . 2017 Sep; 17 (3): 933–941. doi: 10.4314 / ahs.v17i3.37. Disponible online
Go to source
Artículo científico
Dietary determinants and possible solutions to iron deficiency for young women living in industrialized countries: a review. Kathryn L. Beck, Cathryn A. Conlon, Rozanne Kruger y Jane Coad. Doi:
Go to source
Artículo científico
Modeling tool to estimate dietary iron bioavailability in adults with sufficient iron. Susan J Fairweather-Tait , Amy Jennings, Linda J Harvey, Rachel Berry, Janette Walton, y Jack R Dainty. doi: 10.3945 / ajcn.116.147389. Disponible online
Go to source
Artículo científico
El hierro en la alimentación Purificación Gómez-Álvarez Salinas. Licenciada en Farmacia. Vol. 18. Núm. 2. Páginas 54-57 (Febrero 2004). Disponible online
Go to source
This entry was posted in Blog and tagged .