¿Cuáles son las causas de la diarrea?

¿Te pasas más tiempo sentado en el inodoro que en el sofá? La diarrea es un síntoma que podría estarte quitando calidad de vida, especialmente si la has tenido por mucho tiempo y seguramente te preguntas, ¿qué la podría estar causando?

Puede que constantemente tengas diarrea, lo que podría relacionarse con un problema gastrointestinal o esta podría haber aparecido recientemente, lo que nos apunta más a una infección viral, bacteriana o por parásitos. Para saber qué estaría causando tu diarrea y cómo actuar, ¡lee nuestro artículo!

Lo más importante

  • Se considera diarrea cuando el ritmo intestinal está aumentado de forma inusual, con tres o más deposiciones al día que usualmente son de consistencia pastosa o líquida.  
  • La diarrea en la mayoría de los casos es causada por infecciones intestinales por virus o bacterias. Usualmente se resuelve por sí sola y lo más sensato es mantenerte bien hidratado. 
  • El tratamiento de la diarrea con medicamentos como antibióticos y antiparasitarios debe quedar a criterio de tu médico, ¡estos podrían empeorar tus síntomas si no los tomas adecuadamente!

Todo lo que necesitas saber sobre las causas de la diarrea

Para comenzar a entender cómo debemos manejar la diarrea es de gran importancia saber primero qué la ha causado (1):

Causas de la diarreaSíntomas y signos que la acompañanTratamiento
VirusDiarrea aguda
Dolor abdominal
Náuseas
Vómito
Deshidratación 
Medidas generales (hidratación, reposición de electrolitos)
BacteriasDiarrea aguda
Fiebre
Dolor abdominal 
Náuseas 
Vómito
Heces con sangre y moco
Medidas generales
Antibióticos (solamente con indicación médica)
ParásitosDiarrea aguda / crónica
Heces con sangre
Heces «grasas»
Dolor abdominal
Pérdida de peso 
Medidas generales
Antiparasitarios (solamente con indicación médica)
Intolerancias alimentariasDiarrea aguda/ crónica
Dolor abdominal
Hinchazón abdominal 
Gases
Diarrea que inicia o empeora después de ciertas comidas
Modificar la dieta
Enfermedades Diarrea crónica
Síntomas variados
Tratar la enfermedad que causa la diarrea
Suplementos 
Otras causas
– Diarrea del viajero
– Por antibióticos
– Diarrea en inmunocomprometidos
Diarrea aguda/Crónica
Síntomas variados
Medidas generales
Tratamiento médico (si es necesario)
Suplementos

Diarreas causadas por virus

Los virus que afectan al sistema digestivo usualmente se contraen por alimentos, bebidas y utensilios contaminados, aunque también te podrías infectar por un contacto muy cercano con otras personas infectadas, de la misma forma en la que te contagiaras por un resfriado  (2).

Los virus como el rotavirus y el norovirus producen lo que se conoce como la “gastroenteritis viral”, que algunas personas llaman “gripe estomacal”. Usualmente la diarrea se acompaña de dolor abdominal, náuseas, vómitos y en ciertos casos fiebre (3)

No hay un tratamiento que ataque específicamente a los virus que causan la diarrea, pero se pueden prevenir con la vacuna del rotavirus (4) y con el lavado adecuado de las manos y los alimentos (5)

Se considera diarrea cuando el ritmo intestinal está aumentado de forma inusual, con tres o más deposiciones al día que usualmente son de consistencia pastosa o líquida. (Fuente: Piksel: 41960117/ 123rf.com)

Diarrea causada por bacterias

También conocida como “gastroenteritis bacteriana” es un tipo de diarrea que se asocia a la intoxicación por alimentos y bebidas infectadas por bacterias. Este tipo de diarrea no se contagia como el resfriado (6).

Hay muchos tipos de bacterias que son capaces de producir este tipo de infecciones como las siguientes (7):

  • E. Coli
  • Salmonella 
  • Yersinia 
  • Shigella 
  • Estafilococo
  • Campylobacter
  • Clostridium 
  • Estafilococos

Usualmente se asocia a síntomas como dolor abdominal, pérdida del apetito, náuseas, vómito y fiebre. Las heces pueden venir acompañadas de moco y/o sangre.

Las diarreas bacterianas usualmente se resuelven por sí mismas, sin embargo, si han pasado más de 5 días y tu diarrea no mejora o empeora, debes ir a tu médico. 

Por otro lado, los bebés muy pequeños deben llevar a su pediatra tan pronto como comiencen los vómitos o la diarrea.

Diarreas por parásitos

Las diarreas parasitarias, también conocidas como protozoosis intestinales, se transmiten por vía fecal-oral, lo que quiere decir que de alguna manera, partículas de heces han llegado a tu boca, ya sea por alimentos mal lavados o por comer con las manos sucias.

Estas diarreas pueden ser muy distintas entre sí. Por ejemplo, la amebiasis produce diarrea con sangre (8), mientras que otras causas como la giardiasis pueden generar diarrea con grasa (lo que se conoce como esteatosis) (9)

Las diarreas por parásitos muchas veces se prolongan en el tiempo, afectando principalmente a niños de países en desarrollo (10). A pesar de que en algunos casos se resuelven solas, muchas necesitan tratamiento médico con antiparasitarios como el tinidazol, metronidazol o cotrimazol (11).

La diarrea en la mayoría de los casos es causada por infecciones intestinales por virus o bacterias. (Fuente: Arnoaltix: 137403905/ 123rf.com)

Diarreas causadas por intolerancias alimentarias

Las intolerancias alimentarias pueden generar diarrea y malestar gastrointestinal por una «incompatibilidad» de tu cuerpo a ciertos componentes de tus comidas (12). Las más comunes son:

Intolerancia a la lactosa

Estas diarreas son mucho más fáciles de identificar, ya que muchas veces generan diarrea, gases e hinchazón abdominal justo después de comer cualquier alimento con lactosa (leche, queso o cremas) (13)

Son mucho más comunes en adolescentes y adultos, ya que en la niñez somos  más capaces de degradar la proteína de la leche porque debemos alimentarnos de ella para sobrevivir.

Intolerancia al gluten

La intolerancia al gluten o enfermedad celíaca, a diferencia de la intolerancia a la lactosa, se debe a un ataque desde nuestro sistema inmune dirigido al intestino cuando detecta la presencia de la proteína del gluten.

Así, los síntomas comienzan desde la niñez, ya que las defensas están diseñadas para atacar a esta proteína, destruyendo al mismo tiempo las vellosidades de nuestro intestino que absorben nutrientes (14).

Esta intolerancia puede causar diarrea, estreñimiento, retraso en el crecimiento y problemas de aprendizaje en niños.

¿Soy intolerante o alérgico?

La intolerancia es una condición distinta a la alergia, ya que esta última detecta al alimento como un “enemigo” y el sistema inmune genera reacciones inflamatorias exageradas para atacarlo.

Los síntomas son generalizados, produciendo enrojecimiento en la piel, picazón (en garganta y piel), congestión nasal, ocular y en algunos casos dificultad respiratoria, ¡lo que es una emergencia que puede poner en riesgo tu vida!

La diarrea por la intolerancia a la lactosa muy comun. (Fuente: Lightfieldstudios: 120969509/ 123rf.com)

Enfermedades que causan diarreas

Ciertas enfermedades que afectan a nuestro sistema digestivo son capaces de causar diarrea que perdura por mucho tiempo, por lo que se denomina diarrea crónica. Las más comunes son:

  • Síndrome del intestino irritable: es un trastorno del intestino capaz de producir episodios de diarrea y estreñimiento crónico. No tiene un origen claro pero muchas veces aparece después de infecciones intestinales o grandes periodos de estrés emocional.
  • Enfermedad de Crohn: condición que genera una inflamación crónica del intestino. Puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo (desde la boca hasta el ano) y puede causar sangrados intestinales que pueden llevar a la anemia.

Estas diarreas se deben tratar por un médico especialista, ya que se debe encontrar la causa y solucionarla.

En algunos casos los probióticos pueden ser un apoyo para su tratamiento, ya que ayudan a repoblar el intestino de microorganismos “buenos” para su salud (15, 16, 17).

Otras diarreas

Debemos agregar esta pequeña sección para resaltar tres causas muy importantes de diarrea:

1. Diarrea por antibióticos

Este tipo de diarrea es causada por la eliminación de nuestra microflora intestinal por el uso de antibióticos, haciendo que nuestro intestino se encuentre desprotegido ante el ataque de gérmenes que nos hacen daño.

Esta es la razón por la cual es muy importante  mantener bajo control el uso de antibióticos, ya que podrían ser tanto una causa de las diarreas como un tratamiento (si se usa correctamente bajo la indicación de tu médico) (18).

Los probióticos podrían ser un tratamiento eficaz para prevenir la aparición de este tipo de diarrea si necesitas seguir un tratamiento con antibióticos o incluso acelerar tu recuperación.

Es muy importante mantener bajo control el uso de antibióticos. (Fuente: Dolgachov: 116790587/ 123rf.com)

2. Diarrea del viajero

Como dice su nombre, este tipo de diarrea sucede al viajar, usualmente por infecciones virales, bacterianas o parasitarias causadas por gérmenes propios de ciertas regiones que usualmente no afectan a las personas que han vivido ahí durante mucho tiempo (19).

Al viajar, asegúrate de consumir alimentos y bebidas de fuentes confiables. No tomes agua de las duchas o los grifos y mantén limpios los utensilios que usas para comer (20)

3. Diarrea en inmunocomprometidos

Cuando nuestras defensas están debilitadas, como puede suceder en enfermedades como el VIH/SIDA y el lupus o en personas con trasplantes de órganos,  nuestro intestino es mucho más susceptible a padecer de diarrea causada por virus, bacterias y parásitos (21)

El tratamiento más efectivo para estas diarreas será determinado por tu médico tratante, ya que pueden ser causadas por distintos gérmenes y causar consecuencias variables.


Nuestra conclusión

La diarrea es solo un síntoma que puede tener muchas causas. Lo más importante para identificarla es reconocer sus características principales como la presencia de grasa, sangre o moco en las heces, los síntomas acompañantes como la fiebre y su duración.

La mayoría de las diarreas inician bruscamente y se resuelven en pocos días. Sin embargo, cuando estas se prolongan o empeoran en el tiempo es momento de ir al médico para buscar su consejo.

Si te ha gustado nuestro artículo no olvides compartirlo para hacer llegar el conocimiento a tus seres queridos. ¿Te quedó alguna duda? Déjanos un comentario y te la contestaremos.

(Fuente de la imagen destacada: Ngamnithiporn: 140813354/ 123rf.com)

Referencias(21)

  1. Personal de MedlinePlus. Diarrea. 2020
  2. Personal de MedlinePlus. Gastroenteritis. 2020.
  3. Bányai K, Estes MK, Martella V, Parashar UD. Viral gastroenteritis. Lancet 2018;392:175–86.
  4. Troeger C, Khalil IA, Rao PC, Cao S, Blacker BF, Ahmed T, et al. Rotavirus vaccination and the Global Burden of Rotavirus diarrhea among children younger than 5 years. JAMA Pediatr 2018;172:958–65.
  5. Clark B, McKendrick M. A review of viral gastroenteritis. Curr Opin Infect Dis 2004;17:461–9.
  6. Personal de MedlinePlus. Gastroenteritis bacteriana. 2020.
  7. Humphries RM, Linscott AJ. Practical guidance for clinical microbiology laboratories: Diagnosis of bacterial gastroenteritis. Clin Microbiol Rev 2015;28:3–31.
  8. Haque R, Huston CD, Hughes M, Houpt E, Petri WA Jr. Amebiasis. N Engl J Med 2003;348:1565–73.
  9. Wolfe MS. Giardiasis. Clin Microbiol Rev 1992;5:93–100.
  10. Solano L, Acuña I, Barón MA, Morón de Salim A, Sánchez A. Influencia de las parasitosis intestinales y otros antecedentes infecciosos sobre el estado nutricional antropométrico de niños en situación de pobreza. Parasitol Latinoam 2008;63.
  11. Parásitos intestinales. PediatriaintegralEs n.d. 2020
  12. Contreras SJ. Intolerancias alimentarias y diarrea funcional. Revista andaluza de patología digestiva 2018;41:127–32.
  13. Alliende F. Intolerancia a la lactosa y otros disacáridos. Gastroenterología Latinoamericana. 2007.
  14. Balakireva AV, Zamyatnin AA. Properties of gluten intolerance: Gluten structure, evolution, pathogenicity and detoxification capabilities. Nutrients 2016;8:644.
  15. Rahimi R, Nikfar S, Rahimi F, Elahi B, Derakhshani S, Vafaie M, et al. A meta-analysis on the efficacy of probiotics for maintenance of remission and prevention of clinical and endoscopic relapse in Crohn’s disease. Dig Dis Sci. 2008;53(9):2524–31.
  16. Moayyedi P, Ford AC, Talley NJ, Cremonini F, Foxx-Orenstein AE, Brandt LJ, et al. The efficacy of probiotics in the treatment of irritable bowel syndrome: a systematic review. Gut. 2010;59(3):325–32.
  17. Katherine Zeratsky RD. Probióticos y prebióticos: lo que debes saber [Internet]. Mayo Clinic. Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  18. David R. Antibiotic Therapy for Acute Watery Diarrhea and Dysentery. Military Medicine. 2017
  19. Vila J, Oliveira I, Zboromyrska Y, Gascon J. Diarrea del viajero. Enfermedades Infecciosas Microbiología Clínica 2016;34:579–84.
  20. Shlim DR. Looking for evidence that personal hygiene precautions prevent traveler’s diarrhea. Clin Infect Dis 2005;41 Suppl 8:S531-5.
  21. Frisancho O. Diarrea en el Inmunocomprometido. EduPe. n.d. 1997
Anterior ¿Cuáles son las causas del estreñimiento? Siguiente ¿Cómo tomar probióticos?
Web oficial
Personal de MedlinePlus. Diarrea. 2020
Ir a la fuente
Web oficial
Personal de MedlinePlus. Gastroenteritis. 2020.
Ir a la fuente
Artículo científico
Bányai K, Estes MK, Martella V, Parashar UD. Viral gastroenteritis. Lancet 2018;392:175–86.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Troeger C, Khalil IA, Rao PC, Cao S, Blacker BF, Ahmed T, et al. Rotavirus vaccination and the Global Burden of Rotavirus diarrhea among children younger than 5 years. JAMA Pediatr 2018;172:958–65.
Ir a la fuente
Artículo científico
Clark B, McKendrick M. A review of viral gastroenteritis. Curr Opin Infect Dis 2004;17:461–9.
Ir a la fuente
Web oficial
Personal de MedlinePlus. Gastroenteritis bacteriana. 2020.
Ir a la fuente
Artículo científico
Humphries RM, Linscott AJ. Practical guidance for clinical microbiology laboratories: Diagnosis of bacterial gastroenteritis. Clin Microbiol Rev 2015;28:3–31.
Ir a la fuente
Artículo científico
Haque R, Huston CD, Hughes M, Houpt E, Petri WA Jr. Amebiasis. N Engl J Med 2003;348:1565–73.
Ir a la fuente
Artículo científico
Wolfe MS. Giardiasis. Clin Microbiol Rev 1992;5:93–100.
Ir a la fuente
Estudio en humanos
Solano L, Acuña I, Barón MA, Morón de Salim A, Sánchez A. Influencia de las parasitosis intestinales y otros antecedentes infecciosos sobre el estado nutricional antropométrico de niños en situación de pobreza. Parasitol Latinoam 2008;63.
Ir a la fuente
Web oficial
Parásitos intestinales. PediatriaintegralEs n.d. 2020
Ir a la fuente
Artículo científico
Contreras SJ. Intolerancias alimentarias y diarrea funcional. Revista andaluza de patología digestiva 2018;41:127–32.
Ir a la fuente
Artículo científico
Alliende F. Intolerancia a la lactosa y otros disacáridos. Gastroenterología Latinoamericana. 2007.
Ir a la fuente
Artículo científico
Balakireva AV, Zamyatnin AA. Properties of gluten intolerance: Gluten structure, evolution, pathogenicity and detoxification capabilities. Nutrients 2016;8:644.
Ir a la fuente
Metaanálisis
Rahimi R, Nikfar S, Rahimi F, Elahi B, Derakhshani S, Vafaie M, et al. A meta-analysis on the efficacy of probiotics for maintenance of remission and prevention of clinical and endoscopic relapse in Crohn’s disease. Dig Dis Sci. 2008;53(9):2524–31.
Ir a la fuente
Revisión sistemática
Moayyedi P, Ford AC, Talley NJ, Cremonini F, Foxx-Orenstein AE, Brandt LJ, et al. The efficacy of probiotics in the treatment of irritable bowel syndrome: a systematic review. Gut. 2010;59(3):325–32.
Ir a la fuente
Web oficial
Katherine Zeratsky RD. Probióticos y prebióticos: lo que debes saber [Internet]. Mayo Clinic. Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
Ir a la fuente
Artículo científico
David R. Antibiotic Therapy for Acute Watery Diarrhea and Dysentery. Military Medicine. 2017
Ir a la fuente
Artículo científico
Vila J, Oliveira I, Zboromyrska Y, Gascon J. Diarrea del viajero. Enfermedades Infecciosas Microbiología Clínica 2016;34:579–84.
Ir a la fuente
Artículo científico
Shlim DR. Looking for evidence that personal hygiene precautions prevent traveler’s diarrhea. Clin Infect Dis 2005;41 Suppl 8:S531-5.
Ir a la fuente
Artículo científico
Frisancho O. Diarrea en el Inmunocomprometido. EduPe. n.d. 1997
Ir a la fuente